Autoestima

Hola a tod@s, aquí estoy de nuevo, hoy para hablar de la autoestima.

Los problemas de autoestima están a la orden del día.

Muchas veces hablamos de tener la autoestima baja, de la necesidad de subir esa autoestima que, en realidad significa querernos un poco más a nosotros mismos. Pero la autoestima sigue presentándose como un concepto abstracto al que no podemos definir del todo ni mucho menos delimitar.

Hay una serie de factores que pueden afectar de forma positiva a nuestra autoestima, haciendo que se fortalezca y que nos permita valorarnos y encontrarnos más a gusto con nosotros mismos y en nuestras relaciones con los demás.

Estos factores son los siguientes:

Autenticidad y coherencia:

Comportarse de manera autentica, de forma que mantengamos siempre una coherencia entre nuestra conducta y nuestros pensamientos, sentimientos y valores nos ayudará a estar más a gusto con nosotros mismos y nos evitará autocríticas y sentimientos de culpa que siempre resultan perjudiciales para nuestra autoestima.

Seguridad:

Una persona segura de sí misma, que pueda vivir sin miedo al futuro y a enfrentarse a nuevos desafíos ya que ha tomado las riendas de su propia vida y dispone de las herramientas necesarias para resolver los problemas, tendrá una autoestima elevada y positiva.

Autorrealización:

Es la tendencia que tenemos todos los seres humanos a desarrollar al máximo nuestros propios talentos y capacidades, lo que hace que nos sintamos satisfechos y orgullosos de nosotros mismos. Una persona que base su comportamiento en buscar esa autorrealización tendrá una autoestima más elevada que las que lo hacen evitando el rechazo o por miedo a lo que pensarán los demás.

Estos factores nos permiten aprender a ser más positivos.Y a fortalecer las creencias que tenemos sobre nosotros mismos.

Las creencias, el miedo al que dirán,  el que pensarán los demás, el hacer las lo que otros quieren por ser aceptados o dar el gusto a otras personas, hacen que poco a poco vayas perdiendo tu autoestima.

Por lo contrario si crees en ti, te da igual lo que piensen o digan, (porque la gente siempre habla),  haces las cosas porque te apetece y quieres, porque realmente te salen, te sentirás más a gusto contigo, tu autoestima crece y esto hace que los demás también te valoren.

Recuerda siempre ser fuerte y vivir la vida que quieres.